Saturday, August 30, 2014

I wanna travel the world...

... pero mientras tanto, atrapada en la ciudad, existe la posibilidad de viajar por el mundo de muchas maneras. A través de los libros, de la tele, de los recuerdos propios y de las historias ajenas, o de los mapas. 

Viajar así es como imaginar a los personajes de los libros cuando lees, ponerles cara, compararles con tal o cual actor, imaginar la decoración de sus casas... A través de los mapas podemos imaginar que viajamos por todo el mundo, no hay límites ni fronteras, no es necesario tener dinero ni cargar con la maleta a cuestas, no hay que descargarse aplicaciones para aprender a decir palabras básicas en otro idioma...

Obviamente no se puede comparar con los viajes 'de verdad', pero (casi) acabado el verano y a falta de contar los días para los próximos puentes, Navidades, Semana Santa, etc. es una opción para sentir que seguimos viajando por el mundo.

1 // 2 // 3 // Pinterest

4 // 5 // 6 // 7

Estas imágenes las tenía en el ordenador pero no recuerdo la fuente...

Pinterest // 8 // 9

Y vosotros, ¿dónde viajaríais mentalmente con estos mapas?

Si queréis saber más sobre mi adicción a los mapas y los viajes lo podéis ver aquíaquí e incluso aquí.

Y en breve mis 'Crónicas Griegas', que aún ando recopilando fotos; mientras tanto podéis volver a releer mis Crónicas Escandinavas.


Monday, August 18, 2014

50 cosas sobre mi


1.       Me llamo Carla porque mis padres (americano y española) querían nombres para mis hermanas y para mí que se pronunciaran igual en español, inglés y catalán. Ardua tarea…
2.       A pesar del título del blog, nunca he estado en Savannah (Georgia), pero como ya dije en este post hace un tiempo, no me importaría en absoluto
3.       Soy Capricornio y, aunque no creo en el Horóscopo en absoluto, cumplo la mayoría de sus características: organizada, cabezona, responsable, reservada…
4.       Mi ciudad favorita en el mundo (de las que conozco, que estas cosas pueden cambiar a medida que viajas) es New York, en Europa, Berlín y en España, Barcelona.
5.       Sin embargo, si tuviera que elegir donde vivir sería en alguna isla paradisiaca sin coches, sin stress, sin ruido, sin nada…
6.       Mis dos bebidas favoritas son el agua y la cerveza.
7.       No me gustan ni la Coca Cola ni cualquier otro tipo de refresco.
8.       Viajar y leer son dos de mis grandes pasiones.
9.       Aunque la lista se amplía más cada año, mis mis tres viajes soñados son Hawaii, Costa Oeste de USA y Australia. Algún día…
10.    No soy muy cinéfila pero me engancho fácilmente a las series de televisión.
11.    La mejor serie del mundo, y no hay discusión al respecto, es ‘Friends’.
12.    De pequeña quería ser arquitecta pero varios suspensos en matemáticas, física y dibujo técnico me hicieron decantarme por licenciarme en Historia del Arte y sacarme después una FP de Diseño de Interiores.
13.    No trabajo de ninguna de esas dos cosas.
14.    Soy de mal comer y peor cocinar, si por mi fuera me alimentaría a base de pasta, pizza y aperitivos.
15.    De pequeña hice todos los deportes habidos y por haber (tenis, ballet, baloncesto, patinaje sobre hielo, fútbol, vela, hípica…) para darme cuenta de que no me gustaba ninguno.
16.    No tengo un color favorito.
17.    No me gustan los números impares, sólo los que acaban en 1 o en 5.
18.    No me gusta el fútbol pero veo los JJOO con una avidez exagerada, sobre todo la natación, los saltos de trampolín, el baloncesto y el atletismo.
19.    Me niego a comprar un ebook y sigo comprando y leyendo libros en papel.
20.    Odio las temperaturas extremas.
21.    No soy manitas porque no tengo paciencia, pero tengo cabezonería, así que si me pongo con algo, me pongo y lo termino.
22.    Me encantan las Navidades y cuanta más gente hay en casa para comer y cenar mejor.
23.    No soporto perder a cosas que sé que podría (y debería) ganar.
24.    Me encanta conducir, pero no tengo paciencia conduciendo, el coche saca lo peor de mí.
25.    De pequeña coleccionaba planos de casas.
26.    A día de hoy me siguen encantando.
27.    Me encanta dormir.
28.    Me gusta más la ropa de invierno que de verano.
29.    No soporto los programas de cotilleo ni los reality shows (aunque he de reconocer que en USA estaba enganchada a ‘America’s next top model’…)
30.    No como fruta desde que cumplí los 18 años, sólo algún zumo de naranja de vez en cuando…
31.    En 7 meses en el paro hice 30 entrevistas. Creo que he batido el record…
32.    Muero del asco con cualquier bicho volador, reptador o trepador.
33.    Soy tan organizada y metódica que rozo lo obsesivo-compulsivo.
34.    Pero al mismo tiempo, y como dice una compañera de trabajo, me gusta que la vida me sorprenda.
35.    Aunque resulte raro, me encanta la música country (y del sur de USA en general) y, a pesar de ser arrítmica, me encantaría aprender line dancing...
36.    Me encantan los libros de crímenes, hace años me dio por querer estudiar Criminología.
37.    Pero a veces leo libros como ‘El diablo viste de Prada’ o ‘Confesiones de una compradora compulsiva’ para desconectar un poco…
38.    Desde que hace años empecé a ver series y películas en versión original no soporto la versión doblada y me cuesta horrores ir al cine precisamente por eso.
39.    A estas alturas me quedan 10 ‘cosas sobre mí’ para terminar y me he dado cuenta de que con los años he perdido la memoria y la imaginación.
40.    Soy la psicóloga oficial de mi amiga la psicóloga.
41.    Me gusta tanto la arquitectura que si tuviera que elegir mi tipo de casa favorito no sabría por cuál decidirme. Algunos de los más me gustan los podéis encontrar aquí.
42.    Uno de los grandes placeres de la vida es tomarte una cerveza y una tapa con vistas al mar.
43.    De pequeña quería tener un vestidor. A día de hoy aún lo sigo queriendo…
44.    Llevo mal el frío pero aún llevo peor la lluvia, no puedo soportarla.
45.    Soy de puntualidad británica.
46.    No me importa en absoluto recoger, ordenar, limpiar… Un poco de música y se te pasa volando! Pero odio cocinar o planchar.
47.    Soy adicta a ‘Callejeros viajeros’.
48.    A pesar de que a todo el mundo le gusta, a mi no me gusta Lisboa.
49.    Me encanta hacer listas.

50.    Y a pesar de lo que me ha costado, he de confesar que me ha encantado, por una vez, hacer una lista sobre mí.


Thursday, August 7, 2014

Floating over the horizon...

He de reconocer que nunca he sido muy playera. A mi eso de tirarte al sol en plan dominguero durante horas, venga a llenarte de arena, untándote crema factor 50+ constantemente, con picor en los ojos por la sal, soportando los gritos y las carreras de los niños, esquivando toda la porquería que la gente echa en el agua... no me va. Pero me encantan las playas de arena fina, blanca, con aguas cristalinas, con distintos tonos de azules, en las que sientes la brisa y escuchas el sonido de las olas... En definitiva, no soy de playas, soy de playas paradisiacas.
 
Pero si soy de piscina. Me gusta nadar, hacer el tonto en el agua, poder bucear con mis 4 dioptrías de miopía y saber que existe un tope, nadar en agua limpia en la que puedes abrir los ojos...
 
Y para gente como yo se crearon las piscinas infinitas ;)
Esas piscinas en las que puedes nadar, tumbarte a descansar, tomarte un mojito (o una cerveza en mi casa) mientras además sientes la brisa, escuchas el sonido de las olas y te recreas con los distintos tonos de azul del mar. Y sin peligro de medusas, tiburones, peces araña y demás fauna autóctona playera...
 
Y ahora, a dos días de irme una semana a 'disfrutar' de las playas mediterráneas españolas, y un mes después de haber disfrutado de las playas increíbles de Creta (post griego en breve), aquí va un pequeño resumen de lo que para mí es el paraíso...
 
vía

vía

vía

vía

vía

vía

vía

vía
 
vía
 
vía
 
Pero bueno, que si en vez de vistas al mar, las tiene a la ciudad o a la selva tampoco pondría ninguna pega...
 
vía

vía

Ahora, que para piscina infinita, y en este caso natural, la playa de Elafonisos, en el sur de Creta, aguas cristalinas, sin apenas movimiento, arena rosa debido al coral y una tranquilidad infinita...
 
vía

Y vosotros, ¿sois más de playa o de piscina?, ¿con cuál os quedaríais?
 
 

Wednesday, July 2, 2014

Summer in... Greece

Es cierto que últimamente llevo tiempo sin publicar, y más que estaré porque, hasta próximo aviso, estoy de vacaciones! Me voy a Grecia a disfrutar de playas paradisiacas, ver la Acrópolis, el Palacio de Knossos, disfrutar del sol y la cultura griega y descansar.

Summer in Greece! Ready to go!


διακοπές
(whatever it means...)


Tuesday, June 10, 2014

Un gato callejero llamado Bob

Hay libros que se leen y libros que se reflexionan, libros que se disfrutan y libros que se aprenden. 'Las Vírgenes Suicidas' de Jeffrey Eugenides me hizo reflexionar sobre lo duro que es ser padre y cómo la sobreprotección a los hijos puede llevar a finales inesperados. 'Bury my heart at Wounded Knee' de Dee Brown, la historia real sobre los nativos americanos, me ha hecho ver la crueldad y la superioridad del 'hombre blanco' y me ha hecho reflexionar sobre qué derechos tenemos los seres humanos sobre los demás. Y 'Un gato callejero llamado Bob' me ha hecho ver cómo los animales pueden cambiar la vida de alguien, aparte de hacerme sentir malísima persona...

Cuando le compré este libro a mi hermana por Navidad pensé que sería un libro que le iba a gustar y que le haría ilusión por lo mucho que nos encantan los gatos, pero ahí quedó la cosa. Meses después, hará cosa de un par de semanas, terminé el libro que me estaba leyendo, no tenía ninguno pendiente de leer que me apeteciera et voilá, esperándome en la mesilla de noche de mi hermana, como Bob esperaba a James en el portal de su casa, estaba el libro. Y desde que empecé a leerlo no he podido parar.

vía
James Bowen, londinense, músico callejero y drogadicto en recuperación, encontró un día un gato pelirrojo, desnutrido y herido, en el descansillo de su piso. Aún sabiendo que apenas podía cuidar de si mismo, James lo acogió en su casa, le dio de comer y empezó a cuidarle. Al cabo de los días, las semanas y los meses, se fue haciendo evidente que ninguno de los dos podía vivir sin el otro. No sólo James salvó la vida de Bob acogiéndole en su casa y dándole los cuidados que necesitaba, si no que Bob salvó también la vida de James dándole una razón para dejar la droga, las calles y enderezar su vida. Siempre juntos, tocando en las calles, Bob y James se acabaron convirtiendo casi en celebrities en Covent Garden, Angel, etc. y su historia está reflejada en este libro, en numerosas imágenes de internet y varios vídeos.

'He is what I wake up for every day now...'

vía
vía
Pero no sólo es un libro entrañable y de obligada lectura para los amantes de los gatos, es un libro que te muestra la crueldad del ser humano con la gente que vive o trabaja en la calle, cómo se vuelven invisibles ante nosotros, cómo escuchamos su música pero no les miramos a la cara, cómo, antes de que abran la boca siquiera para preguntarnos la hora, ya tenemos el 'No gracias' por respuesta, cómo no consideramos los motivos que les han llevado a vivir así ni sabemos la clase de personas que son. En definitiva, es un libro que me ha encantado pero con el que he estado a punto de derramar alguna lágrima, no porque la historia sea triste, si no porque me he sentido mala persona, mala persona de verdad

Por cierto, la segunda parte, 'The World according to Bob', ya está a la venta!

vía

Friday, May 30, 2014

Cómo ser mujer y no morir en el intento

¡Qué duro es ser mujer! 

Y ya no hablo sólo del hecho de tener la regla, tener que dar a la luz, soportar discriminación en el trabajo y sueldos más bajos, aguantar comentarios machistas de conocidos y desconocidos, sufrir abusos sexuales en casa y fuera (y no sólo en países lejanos, también aquí a la vuelta de la esquina), etc.

Ser mujer también es duro en cosas muuuuuucho más banales:  saber cocinar (y bien), no decir tacos (porque, como dice la madre de una amiga mía, 'That's not ladylike!'), enfrentarnos a la presión de estar siempre perfectas... Y en relación a esto viene el post de hoy, en relación al hecho de que voy a tener que empezar a levantarme 15 minutos antes por las mañanas para poder salir de casa como un pincel, que no me da la vida con tantas cremas, depilaciones, potingues, etc. que una se tiene que echar por las mañanas...

ÉSTOS SON, IDEALMENTE, LOS PRODUCTOS QUE UNA MUJER COMO YO SE TENDRÍA QUE ECHAR POR ESTAS FECHAS TODOS LOS DÍAS (vamos a pensar que se alternan entre la mañana y la noche porque si no no hay tiempo material en el mundo para que una esté divina...):

* Crema solar para el cuerpo - Tendemos a pensar que sólo hay que echarse crema solar cuando vamos a tomar el sol pero nada más lejos de la realidad, en el camino al trabajo, en la terraza donde te tomas las cañitas, en el coche (aún con las ventanillas subidas), te da el sol y sobre todo si tienes un tono de piel transparente como el mío no puedes pasar sin echarte crema solar (Factor 50 ojo!) todos los días... ¿Mi recomendación? Fotoprotector Isdin Spray transparente, factor 50+.


* El body milk autobronceador - Porque el hecho de que me eche crema solar no quiere decir que evite el sol como si fuera una japonesa que no quiere ni un poco de color en su piel... Me encanta estar morena, aunque los demás no me lo noten, pero hasta después de volver de una semanita en la playa vuelta y vuelta lo único que hago es pasar del 'blanco' al 'menos blanco', así que una crema hidratante con color es la solución a mis problemas (Ojo, no es mano de santo, lo único que esto hace es acelerar el paso del 'blanco' al 'menos blanco'...). ¿Mi recomendación? Yo uso la de Deliplus del Mercadona.

* Crema solar para la cara - No, no vale echarse la crema L'Óreal factor 30 que te compraste el verano pasado para bajar a la piscina, hay cremas solares específicas para la cara, ¿o acaso te lavas la cara con el gel de ducha o te la hidratas con el bote azul de Nivea?, no, ¿verdad?, pues ya sabéis: crema solar hidratante específica para la cara. Tanto en verano como en invierno (aunque yo he de reconocer que en invierno me conformo con mi crema hidratante con factor 15). ¿Mi recomendación? La Roche Posay Anthelios XL Fluido Extremo Factor 50+.


* Crema hidratante - Porque no hay que olvidar que una cosa es la protección y otra la hidratación... Con la crema de La Roche Posay no hace falta que os echéis hidratante pero yo os recomiendo que os echéis una BB cream, es una 'capa' más de protección sobre la piel, quita los brillos y te da un poco de colorcillo en la cara. ¿Mi recomendación? BB Cream Sublime Peau Parfaite 6 en 1 de Yves Rocher.

* Contorno de ojos - Ay, ese producto que todas tenemos que utilizar a partir de los 20-25 años y que yo me compré a los 28 o así y aún me queda más de la mitad... Y eso que es un roll-on, que no debería darme pereza pero es que no hay manera de que me acostumbre a ello... (Esto empieza a hacer que os planteéis por qué deberías seguir mis consejos, verdad?...)

* Anticelulítico - Otro producto maravilloso creado para hacer sufrir a la mujer a diario y aumentar su presión por estar siempre perfecta, con el culo en su sitio y sin piel de naranja. Da mucha pereza echárselo, mucha, pero si funciona merece la pena (aunque he de reconocer que al ritmo que llevo yo de un día si, uno no, va a dejar de hacer efecto). Eso si, hay que advertir que aún no he probado ningún anticelulítico cuyo efecto sea permanente, es decir, en cuanto te lo dejas de echar la celulitis vuelve a salir, y esto me ha pasado tanto usando Shiseido como usando Deliplus. Es lo que hay, la mantenemos oculta durante el verano y la volvemos a sacar a relucir durante el invierno... ¿Mi recomendación? Anticelulítico Clar, de venta online.

* Exfoliante - Ese producto que te recomiendan usar antes de tomar el sol, pero no después, que se va el moreno, antes de depilarte, para sacar los pelillos rebeldes, antes de ir a un evento, para que la piel se quede suave... En fin, un sinfín de cosas que se solucionan de un plumazo con el guante de crin de toda la vida (no que yo tenga uno desde hace 31 años, que lo voy renovando)...

* Maquillaje

* Mascarilla para el pelo

* Mascarilla para la cara

* Depilación

* Etc, etc, etc.

Y ÉSTOS SON LOS PRODUCTOS QUE UTILIZA A DIARIO UNA MUJER COMO YO PARA IR A TRABAJAR LO MÁS DIVINA DECENTE POSIBLE:

* Crema solar para la cara y el cuerpo - La primera siempre, la segunda sólo cuando hace calor suficiente como para quitarse la chaqueta a lo largo del día, que estos últimos días en Madrid no ha sido el caso. ¿Llegará el verano alguna vez?

* Anticelulítico - Pues oye, cuando una se acuerda, que por la mañana es horrible intentar subirse el pantalón cuando te acabas de echar la crema y por la noche después de lavarte los dientes y hacer pis lo único que queda ya es meterse en la cama...

* BB cream - Pues lo mismo, cuando da tiempo, que el tren pasa puntual y a veces hay que conformarse con un poco de corrector de ojeras y maquillaje en polvo y listo!

* Borrador Óptico de Garnier - maravilloso e hiper recomendable para alisar la piel, ocultar los poros, matificar, etc. (Para el fin de semana o eventos especiales mejor el Porefessional de Benefit, que es aún más maravilloso, y también más caro...)


Y el fin de semana es cuando me exfolio, me depilo, me echo mascarillas en la cara, en el pelo, body milk en el cuerpo, me maquillo, me cuido, descanso... Total para que llegue el lunes y de un plumazo nos carguemos todos los esfuerzos del fin de semana.

¡Qué duro es ser mujer! Con lo bien que vivíamos siendo niñas cuando el único producto femenino que utilizábamos era el desodorante, qué tiempos aquellos... Pero y lo mona que voy a ir el próximo fin de semana a la boda de una de mis mejores amigos, exfoliada, depilada, peinada, maquillada y perfecta! Para que los únicos comentarios que tenga que aguantar sean los '¡Qué guapa estás hoy!', que en el fondo si lo pensáis, también son ofensivos, ¿o es que me estás diciendo que el resto de días voy fea?


.....................................................

Ah, y por si os lo estáis preguntando, no, no me pagan por esto, qué más quisiera yo, que me dejo un dineral en cosas de éstas...


Monday, May 12, 2014

Crónicas Escandinavas

Llevo tiempo sin pasar por aquí, no sólo para publicar si no también para leer otros blogs, y es que no he parado desde hace unas semanas: curro, gimnasio, visita playera (con mal tiempo incluido) a los papis en Semana Santa, despedida de soltera (no la mía, desde luego), Puente de Mayo... En fin, que una no sabe ya de dónde sacar el tiempo... Y es que yo no sé algunas bloggers cómo lo hacen, ¿tienen un ejército de personas trabajando para ellas?, yo no me lo explico, yo necesito unas horitas semanales de desconexión cerebral... 

En fin, a lo que iba, que empiezo a desvariar y pierdo el Norte...

Y hablando de Norte, he estado por tierras escandinavas este Puente de Mayo, un viaje express a Oslo y Estocolmo a ver a un amigo que está viviendo y trabajando en Noruega... La idea inicial era visitar Oslo, Bergen y la zona de los Fiordos pero obras en las vías del tren Oslo-Bergen para el día que lo necesitábamos y unos precios carísimos de vuelos entre ambas ciudades, me hicieron cambiar de opinión y decidirme por visitar las dos capitales. 

Obviamente, las visité de forma diferente, Oslo con una persona que vive allí, y Estocolmo como una turista más, pero la escasez de días (apenas uno y medio por cada ciudad), no ayudaron mucho a verlas en profundidad, así que, aunque las de por visitadas en mi Scratchy map, tengo intención de volver, porque los días en Estocolmo se me quedaron cortos y Noruega en general tiene que ser una maravilla...


Aquí va mi pequeña comparativa de Oslo y Estocolmo, dos ciudades que no tienen nada que ver una con la otra y que merece la pena conocer!


De entre las dos ciudades he de decir que me ha gustado mucho más Estocolmo; es una ciudad más auténtica, que refleja su historia en sus edificios, muy cuidada, con un casco antiguo (Gamla Stan) pequeño pero precioso que hace que te sientas como en la Edad Media paseando por sus calles, y mucho encanto. En cierto modo me recordaba a una mezcla entre Praga y París. A la primera por sus casas tradicionales, sus placitas, sus colores, y a la segunda porque los edificios de la zona nueva tienen mucho de los grandes edificios señoriales de París...
Oslo en cambio tiene algún edificio tradicional, como el Palacio Real o el Ayuntamiento, y muchas casas de lujo preciosas en zonas menos céntricas, pero gran parte del centro de la ciudad está siendo reconstruido y muchos edificios nuevos y sin apenas encanto están ocupando sus calles. Sin embargo, como fan de la arquitectura contemporánea, he de destacar la Ópera (una maravilla) y la recientemente renovada zona del paseo marítimo, preciosa, y con unas vistas al fiordo espectaculares.
Veredicto: 
Estocolmo 1 - Oslo 0


En este caso no hay duda, aunque lo cierto es mis 'alrededores' de Estocolmo se limitan a la isla de Djurgården (al Este de la ciudad, y que incluye el mayor museo de Europa al aire libre). En cambio, las afueras de Oslo me parecieron impresionantes, tanto desde la plataforma de saltos de ski de Holmenkollen como desde aún más arriba de la montaña. No hay color.
Veredicto:
Estocolmo 0 - Oslo 1


Ambos países pueden resumir sus precios en una sola palabra: CAROS. Pero si hay un país que se lleva la palma en cuanto a precios elevados es Noruega. Nunca había visto nada así, ¿10€ por una hamburguesa con queso, patatas normales y 4 nuggets de McDonalds?, menos mal que no comí en un restaurante de bien porque aún estaría por tierras nórdicas pasando frío y fregando platos para poder pagarlo... 
Estocolmo tampoco es barato pero es más asequible, está a la altura de París o Londres, pero aún así yo recomiendo tirar de supermercado en ambos casos...
Ah, eso sí, que sepáis que hasta para pagar 2€ puedes hacerlo con tarjeta, así que el único momento en el que alguna moneda escandinava pasó por mi mano fue cuando tuve que sacar coronas noruegas para pagar al conductor del bus que me llevaba al aeropuerto porque no se puede pagar con tarjeta. Y me encantó porque tienen un agujero en medio como las monedas de 25 pesetas! Ay, la peseta...
Veredicto:
Estocolmo 1 - Oslo 0


A la izquierda, el fácil y maravilloso idioma noruego, a la derecha el también fácil y maravilloso idioma sueco. ¿Qué os parece? A mi la verdad es que me sonaba a una mezcla entre inglés, alemán y árabe, si si, árabe, que no se parecerá en nada pero una que no habla ni noruego, ni sueco ni árabe podría confundirlos perfectamente...
Por lo visto la gramática noruega no es difícil y ambos idiomas se pueden aprender en un par de años, pero yo no me veo ni con fuerzas ni con ganas para ponerme con ninguno de los dos, que aún me tengo que poner de nuevo con el Alemán, que era uno de mis propósitos para 2014...
Veredicto:
Lo mismo me da uno que otro porque ambos me parecen complicadísimos...


Vamos a empezar por la parte que menos nos interesa. He de decir que, por muy rubia y alta que seas, como es mi caso, cuando viajes a Noruega y Suecia, te vas a sentir bajita, morena y hasta fea, si es que son albinas! Pero también he de decir que, aunque las suecas tienen la fama, he visto chicas más rubias, más altas y más guapas en Oslo que en Estocolmo.
En cuanto a los hombres, ¿qué voy a decir?, si no fuera por las temperaturas bajo cero de esos países en invierno me mudaría allí ahora mismo, y no pondría pega para ninguno de los dos países, suecos y noruegos están buenos por igual! Y no todos son rubios platinos en plan 'doy grimita porque parezco albino' (con todos mis respetos a los albinos que aquí servidora tenía el pelo blanco hasta los 4 años o así), si no en plan Alexander Skarsgård, a quien me pediría para Reyes mañana mismo...

¿Veredicto en cuanto a hombres?
¿Hace falta que lo repita?, me los pido a todos!!

Igual que podíamos resumir los precios con una sola palabra, también podemos resumir el tiempo: FRÍO. Del carajo añadiría yo...
La bendita Wikipedia nos informa de que, en el mes de mayo, que es cuando he estado yo, la temperatura media en Estocolmo es de 10ºC y en Oslo de 7ºC. Verdad verdadera, por mucho que insistiera mi amigo, en Oslo hace más frío que en Estocolmo. También es verdad que cruzar los puentes de Estocolmo a unos 9ºC y con viento te deja al borde de la congelación, y que en Oslo a 9ºC y a pleno sol hace calor y te puedes quitar hasta el abrigo, pero igualmente, donde esté el clima español que se quite el escandinavo, que hace un frío que pela y a mi me gusta mucho el sol...




 Y aquí estoy yo, en pleno mes de mayo, con abrigo, bufanda, guantes (que por un momentillo debían estar guardados en el bolso), jersey gordo y botas Ugg... Lo normal, vaya...


¿Veredicto en cuanto a la temperatura?
Estocolmo 0 - Oslo 0

................................................................................

Y vosotros, ¿conocéis Noruega y Suecia?, ¿qué opináis?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...