Wednesday, December 10, 2014

Today 4.1.14 - conclusiones

Hace ya casi un año Marta, de Scarlata y el Señor Don Gato, nos proponía compartir con ella y con todos los lectores nuestros propósitos para 2014 en su iniciativa Today 2014 y yo, aunque soy poco dada a los propósitos de año nuevo porque mi fuerza de voluntad es bastante nula, decidí apuntarme porque pensé que la presión de sacar los propósitos a la luz me ayudaría a cumplirlos.


Y después de casi un año ahora llega el recuento, es hora de echar la vista atrás y ver qué es lo que hemos conseguido y lo que no. Es hora de ver si es el recuento de la vergüenza o si es un motivo de orgullo repasar esa lista y poder contar a todo el mundo a voz en grito lo orgullosos que estamos de lo que hemos conseguido.
En mi caso era difícil conseguir todo lo que me había propuesto, mi tiempo libre es bastante escaso, por lo que no he podido cumplir todos mis propósitos. Sin embargo, entre los que si he cumplido, está el único que tenía un interrogante, el único que no estaba segura de ser capaz de cumplir, el que vale más que todos los demás juntos, y es que por fin, después de una cantidad vergonzosa de años, ¡he dejado de fumar!
Si queréis ver mis propósitos de 2014 los podéis ver en este link y a continuación el recuento de los que he cumplido y los que no.

  




En resumen, aunque aún me quedan propósitos por cumplir (ya veremos si los pasamos al año que viene o si los dejamos en stand by una temporadita), el balance de mis propósitos de 2014 es muy positivo y puedo decir con orgullo que ¡este año he cumplido!

Friday, November 28, 2014

Y yo, dónde me siento?

Ya estamos casi en diciembre, ha tardado en llegar, pero ya está aquí. Y aunque llevemos semanas viendo luces de Navidad, comiendo turrón como locos, escuchando villancicos hasta la saciedad y comprando regalos para que no nos pille el toro, a partir del lunes empieza ya la cuenta atrás para la Navidad.

Desde que era pequeña siempre he dicho que me encanta la Navidad. No por un motivo religioso, ni sólo por los regalos (qué también, para qué nos vamos a engañar…), sino porque nos reunimos toda la familia, que teniendo en cuenta que estamos repartidos entre Madrid y Barcelona, no es fácil. Debe ser la vena americana, que las reuniones familiares multitudinarias me encantan…
 
Cuando era más pequeña íbamos a Barcelona todos los años, nos quedábamos en casa de mi abuela y luego Papa Noel pasaba no sólo por su casa, sino también por la de mis tíos! Alucinante… Luego con los años te haces mayor, la abuela ya no está con nosotros, y empiezas a cambiar las tradiciones navideñas. El primer año sin mi abuela pasamos las Navidades fue de España; no queríamos ir a su casa, no queríamos estar solos en la nuestra, así que elegimos fecha, buscamos el destino más barato et voilá, a Roma que nos fuimos. Luego decidimos que las Navidades son para pasarlas con familia y amigos, así que desde hace unos años mis tíos y primos vienen a Madrid a celebrar las Navidades en casa.
Somos 8 o 10 personas cada año y cada uno por supuesto tiene su sitio asignado en la mesa, así que hay que indicarlo de alguna manera… A mi hermana pequeña y a mi nos encanta organizar sorpresas navideñas cada año. El primero año simplemente fueron unas mini pizarritas con el nombre de cada uno, luego pasamos a unas etiquetas más monas con una copia del menú de la cena encima de cada plato, y el año pasado lo dimos todo con unos servilleteros personalizados con una Polaroid de cada uno (bien disfrazados con cuernos y nariz de reno, of course).
Para este año ya estamos maquinando como hacer los marcasitios y además estamos dándole vueltas a algo genial que va a triunfar un montón entre mi familia y también con los vecinos, que es con quienes compartimos la Nochevieja. Como veis, ¡nos encantan las celebraciones con mucha gente!
Mientras tanto, para los que aún estéis pensando cómo decorar la mesa, aquí van varias ideas de marcasitios navideños. 
Podéis elegir un motivo clásico navideño...
Si en vez de atar la etiqueta a un palo la atamos a los cubiertos se puede usar para marcar el sitio...

Para los más golosos se puede acompañar el nombre de una galleta...
 
O de un bombón! Éste es más de boda, pero los Ferrero Rocher son muy navideños, así que queda genial!

Con bolas de Navidad...

Ramas de abeto...

O con fotos personalizadas!
 
Las piñas me encantan para Navidad y se pueden utilizar para una mesa más clásica...
 
O más sencilla y moderna...
 
Y para opciones más originales ¿qué os parecen éstas?

Con letras de Scrabble

Para niños
 
Y para cenas muy formales! 
 
 Podéis encontrar las imágenes originales aquí:
1 / 2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 / 10 / 11
 (las 3 últimas imágenes las tenía en mi ordenador, por lo que no dispongo de la fuente original).
 

Wednesday, November 26, 2014

8 escapadas pre-navideñas para diciembre

Siempre me ha gustado la nieve y, aunque odio el frío, si pudiera hacerme una escapada ahora en diciembre, la última del año, elegiría una ciudad en la que nieve, en la que se respire Navidad. Que irse en diciembre a Canarias está muy bien, pero puestos a elegir ahorraría un poco más y me iría al Caribe... 

Ahora toca pasar frío, ver la nieve, disfrutar del invierno... Ahora toca visitar ciudades europeas, nevadas, con el encanto de lo clásico, con mercadillos navideños, con esas sensación de estar en un paisaje navideño de verdad, pero a la vez de película, porque seamos sinceros, aquí en Madrid cuando nieva es más asqueroso que bonito.

Es hora de sacar las Ugg y las Hunter, o lo más parecido que tengáis, que no está el horno para bollos y yo lo de gastarme un pastizal en calzado no lo entiendo (mis Ugg son chinas y regaladas y mis Hunter son el realidad Hispanitas, que van igual de bien pero cuestan la mitad...).

En definitiva, es hora de pasar frío. ¿Dónde? En cualquiera de los destinos que os propongo.

Londres
COMPRAS NAVIDEÑAS EN LA CAPITAL BRITÁNICA
Pasear a orillas del Támesis (está claro que las ciudades con río tienen mucho más encanto que las que no), ver el Big Ben nevado, el contraste del rojo y el blanco en las cabinas, acercarse a Harrods a ver las luces navideñas... Londres es una ciudad preciosa en cualquier época del año pero el encanto de su invierno y de su Navidad es más que recomendable.

París
NAVIDAD EN LA CIUDAD DE LA LUZ
He estado en París tanto en verano como en invierno y creo que es de esas ciudades que tienen más encanto con el frío. Las francesas son estilosas, pasean a temperaturas bajo cero con una elegancia que es imposible no admirar. Del mismo modo que no podemos dejar de admirar la nieve sobre la Tour Eiffel, sobre Notre Dame o sobre el Sacre Coeur. 
Paris is always a good idea...

Munich
LOS MEJORES MERCADILLOS NAVIDEÑOS ALEMANES
Alemania es un país de mercadillos navideños, los hay en prácticamente todas las ciudades, y Munich es una ciudad de mercadillos en general. Si en el mes de octubre en el Viktualien Market de la capital bávara pude encontrar adornos de Navidad preciosos, no me quiero imaginar cómo tiene que ser comprarlos en un mercadillo navideño. Y para combatir el frío alemán nada mejor que un vaso de Glühwein.

Budapest
TERMAS AL AIRE LIBRE EN PLENO INVIERNO
Budapest es un destino en Europa que está en mi wishlist desde hace tiempo. Entre otras cosas por sus baños termales, que se pueden disfrutar todo el año y que en invierno tienen el plus de que te bañas rodeado de nieve. Vale, no es Islandia, pero no sólo es que Islandia no es una escapada de fin de semana, si no que además Budapest tiene el encanto de su arquitectura y de sus tradiciones. Un destino de invierno precioso.

Laponia
TRAS LAS HUELLAS DE SANTA CLAUS
Laponia es desde luego el destino navideño por excelencia, no importa la edad que tengas que ir a Rovaniemi, la aldea de Santa Claus, es algo que nos gustaría a todos! Por desgracia, no es un destino muy asequible para todos, y además las temperaturas son bajo cero todo el día, pero es un lugar que debe aportar una calma absoluta, en el que disfrutar de unos paisajes nevados allá donde mires y en el que, con suerte, poder contemplar una Aurora Boreal. Creo que no se necesitan más motivos para querer ir...

Austria
NAVIDAD A RITMO DE VALS
Si hay un país que representa la música clásica es Austria. Ciudades como Viena o Salzburgo han sido cuna de grandes músicos, preciosas composiciones y melodías que todos tenemos en la cabeza. Pero además es un país de ciudades maravillosas, de paisajes increíbles y en el que hay vida más allá de Viena y Salzburgo. Hallstatt, en la foto, ofrece una de las panorámicas más bonitas de todo el país.

Amsterdam
 EL FESTIVAL DE LA LUZ SOBRE LOS CANALES
La Venecia del Norte encanta al visitante con sus canales, sus bicicletas en cada rincón, su libertad, incluso su Barrio Rojo, pero en invierno además ofrece el encanto de la nieve y del Festival de la Luz que ilumina los canales durante la época navideña mostrándonos una ciudad como nunca la habíamos visto. A pesar de que es la ciudad en la que más frío he pasado en invierno (de dormir con bufanda y guantes), pasaría unas vacaciones nevadas allí sin dudarlo!

Praga
AROMA A CANELA Y JENGIBRE
Praga tiene, como Sevilla, un olor especial, y en Navidad este olor es a canela y jengibre, el sonido es a villancicos y la vista no puede parar de disfrutar de las luces navideñas. En una ciudad así, la nieve no hace más que aumentar el deseo de disfrutarla. Los mercadillos navideños, los tejados nevados y la comida checa hacen el resto. Indispensable.

.............................................................

Y vosotros, ¿tenéis algún destino previsto para diciembre?, ¿o lo estáis pensando ahora después de las recomendaciones? A mi desde luego me costaría decidirme, y salvo a Munich (que estuve hace un mes) y París (que fui en otoño el año pasado) iría a cualquiera!!


Saturday, November 1, 2014

Una habitación con vistas

Estoy segura de que todos hemos querido tener una habitación con vistas. Y no vistas como las que tengo yo, al patio interior de mi bloque, o como las de casa de la mayoría de la gente, al bloque de pisos de enfrente, si no vistas al mar, a playas paradisíacas, a la montaña o, en el caso de una ciudad, a la Torre Eiffel, a la Sagrada Familia, al Gran Canal de Venecia o a cualquier parte de NY. Y si es al Chrysler Building, a Central Park o al Empire State aún mejor!

Hoy os quiero enseñar un NY diferente, uno al que, por muchas veces que hayas viajado a la ciudad que nunca duerme, no estás acostumbrado. Es el NY que se ve desde dentro, el que no te hace mirar hacia arriba, el que ven desde su casa algunos afortunados que, cada mañana al levantarse, pueden disfrutar de vistas como éstas:














¿Os da la misma envidia que a mí?, ¿querríais vivir con estas vistas?

Podéis encontrar las imágenes originales aquí: 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8 // 9 // 10 // 11 // 12 // 13

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...